Qué es la Hechicería, Qué tipos de Hechicería existen?

La hechicería, se define como una  práctica de la magia “buena”, que tiene como principio, fundir espacios como un medio para adivinar el futuro y que tiene su origen en el antiguo mundo mediterráneo.

Algunos eruditos distinguen la brujería de la hechicería señalando que se aprende en lugar de ser intrínseca. Otros eruditos, señalan que las brujas modernas afirman aprender este oficio, y destacan que la intención de la brujería es siempre mala, pero que la hechicería puede ser buena o mala.hechiceria, hechizos, hechiceros, magia negra

En la era cristiana temprana, el término se aplicaba a cualquier mago, pero en la Edad Media, se relacionaba con sólo aquellos que supuestamente practicaban magia con la intención de dañar a otros. No obstante, en la cultura popular occidental, y en la literatura infantil occidental en particular, el hechicero a menudo tiene un disfraz más positivo.

¿Qué es la Hechicería?

La hechicería se define como un conjunto de conocimientos, prácticas y técnicas que se llevan a cabo para dominar de manera mágica el curso de los acontecimientos y la voluntad de laspersonas.

Por lo tanto, cuando se habla del  hechizo, hace referencia a un acto más allá de lo natural que busca producir una alteración sobre la realidad mediante métodos y procedimientos misteriosos, tales como el uso de encantamientos.

La hechicería se cataloga como un acontecimiento de tipo solemne o ceremonial. De allí que, cuando se busca que a través del hechizo se pueda adivinar el futuro se denomina sortilegio. Sin embargo, cuando se usa la hechicería para someter la voluntad de otra persona u objeto, influyendo en ellos, se habla de sortilegio, maldición, si es con mala intención o bendición, cuando es para protección.

Por ello, la hechicería se cataloga como el componente sustancial de diversas religiones paganas, asociándose con religiones monoteístas. No obstante, la religión cristiana prohíbe esta práctica  de manera enfática.

¿Qué tipo de Hechicerías existen?

Generalmente, la literatura reporta tres tipos de hechicería habituales: la hechicería de escuela, que tiene que ver con las fórmulas que están establecidas en un idioma especial, solo para los iniciados.  

En la hechicería de la naturaleza, el hechicero  modifica las fuerzas naturales para conseguir los resultados deseados. Sin embargo, la más famosa, y que aparece mucho en los libros de fábulas para niños, es la que se hace con la vara, que son movimientos predeterminados acompañados de las palabras apropiadas, para provocar resultados más bien, inesperados. 

Algunos hechizos

Algunas recomendaciones para realizar un hechizo de amor correctamente.

La Hechicería se puede clasificar en:

Mortuoria

Esta hechicería era usada por los antiguos para el enterramiento de los muertos y como un ceremonial para que las almas descansaran en paz.

Funeraria

Llevada a cabo mediante un ritual funerario para conseguir que los muertos nunca más vuelvan a mundo de este plano. Haciendo que el espíritu entre en un portal que luego se cierra con una cerradura espiritual que no puede abrirse.

de Brujas

Es una hechicería muy precisa y sin errores y que tiene pasos comunes a las otras ya nombradas.

de Magos

Esta hechicería se realiza a través de la magia del siglo VI, cuando las brujas eran puestas en las hogueras y supuestamente, los duendes y las hadas iban rondando por todo el planeta.

de Hechizeros

Es un tipo preciso de hechicería que tiene más fuerza que la de los magos y las brujas.

De La Diosa

Se considera la hechicería que tiene más poder. Su fuerza se considera la más potente de todas ellas. Siendo vista como la creadora de todas las otras hechicerías.

El Chamanismo

Desde 1920, existen religiones que  han venido documentando crónicas y relatos escritos por misioneros, sobre las prácticas del chamanismo y las acusaciones de brujería, catalogando estos fenómenos, como característicos del estado salvaje y de  ignorancia en que viven los nativos.
Estos textos se presentan para constituir una especie de postura entre las formas de entender las prácticas rituales. Algunos autores, reportan la necesidad de la interpretación de estos fenómenos que no pueden ser esclarecidos de manera objetiva, para construir explicaciones necesarias basadas en la cosmovisión que puedan tener ciertas religiones al respecto.  

Por ello, se evidencia una clara confrontación que se cree es maniqueísta,  existente entre el bien y el mal. Las fuentes más diversas, vienen no solo del misionero, sino que conjuntamente aparecen otras versiones de otras gentes del país, observadores  dentro de las misiones y la visión de los propios nativos quienes aportan su opinión acerca de la recurrencia de estos fenómenos.

Las fuentes describen las prácticas de rituales tradicionales como manifestaciones del estado de la naturaleza y superstición en que se encuentran los indígenas antes de convertirse a las influencias religiosas del cristianismo, del conocimiento del dios verdadero.

Según el punto de vista de los misioneros, los ritos son juzgados como paganismo, es decir, como manifestaciones demoniacas en la vida de estas comunidades.  Describiendo el estilo de vida de los nativos, como adictos al uso del tabaco, cuestionando el uso de plantas narcóticas y bebidas alcohólicas, y los bailes salvajes. Catalogándolos como ignorantes de todas las leyes de salud e higiene, y considerándolos sujetos  de la terrible y mortal superstición.

Una de estas manifestaciones del chamanismo descrita por los autores, se refiere a cuando por ejemplo,  un miembro de la familia está enfermo, y se llama al hechicero. Al mismo tiempo comienza con las ceremonias y rituales propios del chamanismo. El hechicero chamán, hace una inspección  de la casa, mirando con detenimiento en las esquinas, como si tratara de encontrar algo.

Mastica hojas de coca y las escupe en la palma de su mano. Por lo que, determina que la persona enferma ha sido hechizada por algún espíritu. Culpando a algún miembro de la familia, casi siempre elige a algún niño, obligando al  padre a matar a aquel niño.

La actividad del doctor brujo y la muerte debido a las acusaciones de brujería, simbolizan no sólo el fundamento salvaje de la cultura indígena, sino que, se considera por la religión cristiana, una manifestación del demonio que, desde la visión de los misioneros, se necesita eliminar por medio de la evangelización, para que las tribus alcancen la  humanización de sus ritos y costumbres

Origen e Historia

El hechicería proviene de las creencias mágicas del Neolítico, por lo que, ha venido practicándose desde estos tiempos, tanto de manera abierta, como oculta y secreta. Por lo que, antiguamente, era común que se practicara la hechicería en las  sociedades que se consideraban paganas.

Igualmente, en la antigüedad esta práctica formaba parte de los  actos oficiales de las multitudes, que eran motivados por las autoridades. Siendo vista como una actividad muy bien documentada en los textos de historia. En este sentido, aún es evidente  en algunas religiones, como la vuduista y las de origen chamánico.

Existen importantes registros del antiguo Egipto, en los que se citan y detallan procedimientos completos de hechizos de la época. Uno de ellos, es el proceso de embalsamamiento y enterramiento, el cual tiene en su técnica, el uso amplio de hechizos, el cual se encuentra plasmado en el Libro de los Muertos.

Esta práctica se persiguió en la Edad Media, por estar asociada con la  brujería, con énfasis en los paises donde estaba establecido el Cristianismo como una religión de Estado. No obstante, de este período están documentados los encantamientos de Merseburg.

En la actualidad, la práctica de la hechicería, está amparada jurídicamente como un derecho fundamental a la libertad de las creencias en los Estados Democráticos.  Aún así, los brujos y brujas pueden ser juzgados por estafa si utilizan está práctica para engañar y manipular las creencias y deseos de las personas.

Libros Prohibidos

libro de ocultismo, libros angituosLos libros prohibidos de hechicería han existido siempre, porque hay que admitir que en la tradición del ocultismo, existe una diversidad de tratados de magia y hechicería natural, astrología y medicina. Muchos de estos libros enseñan a invocar a los arcángeles y a mantener contacto con los tronos celestiales.

Los libros de magia blanca, por ejemplo, podrían ponernos en una celda de la inquisición, si los hubieran encontrado entre nuestras posesiones, por ese tiempo  de la historia europea.

Los grimorios abundaban y aún hoy en día, como libros de magia y hechicería popular impresos masivamente  y comercializados a precios asequibles. De ellos, la gente podía y puede aprender desde curar un resfriado común, bendecir el nacimiento de un ternero, desenterrar tesoros ocultos, hasta doblegar la virtud de las personas. Actividades emparentadas con géneros tan en boga hoy, como los manuales para aprender a ligar o los tratados que enseñan a pensar igual que la gente de dinero.

Advertencias

Generalmente, las advertencias que se pueden presentar están asociadas con la práctica de la hechicería o magia negra, asociada con las fuerzas del mal, cuya cabeza visible es el Diablo, y que, otorga un carácter maléfico o destructor.

A esta hechicería o magia negra, se atribuyen muchos males, desde las tormentas, pasando por la esterilidad, las enfermedades o la muerte, rupturas conyugales, ruinas financieras, maleficios, y toda una diversidad de consecuencias negativas.

Otra advertencia que está siempre presente es cuando la gente recurre a la  hechicería y brujería para recuperar el trabajo, mejorar la condición económica, cambiar su suerte o en muchos casos, ‘amarrar’ o hacer ritos para que la pareja  sentimental regrese cuando se ha roto la relación.

Buscando alternativas como la brujería y  la magia negra. Pagando altas sumas de dinero a los brujos y hechiceros sin comprobar hechos efectivos y además sin a veces ni conocer a la persona que les demanda la suma de  dinero. Por lo tanto, la advertencia en este caso, va dirigida a que las personas  no se dejen engañar por las pretensiones de los supuestos brujos y hechiceros y que si son engañados y estafados denuncien lo ocurrido.

Entre los choles calakmuleños por ejemplo, los investigadores han encontrado que ellos tienen una forma particular de relación sujeto-mundo que propicia a que las personas tengan experiencias relacionadas con la brujería, las cuales los pueden llevar a realmente enfermarse.