¿Qué es la Brujería, qué tipos  de Brujería existen?

La brujería se define en términos generales, como una práctica y la creencia en habilidades mágicas ejercidas por practicantes y grupos solitarios. La brujería es un término amplio que varía cultural y socialmente, y por lo tanto puede ser difícil de definir con precisión. Por ello, los supuestos interculturales sobre el significado del término deben aplicarse con cautela. La brujería casi siempre tiene un papel religioso y adivinatorio. Por lo que, se encuentra presente en sociedades y grupos cuyo marco cultural incluye una visión mágica y esotérica  del mundo.¿Qué es la Brujería, qué tipos  de Brujería existen?

La brujería usa la magia para dañar

El concepto de brujería y la creencia en su existencia han persistido a lo largo de la historia. Igualmente, la brujería, ha estado presente en diversos momentos y en muchas formas  entre culturas y religiones en todo el mundo, incluyendo las culturas tanto primitivas, como altamente avanzadas, por lo que, continúa teniendo un papel importante en las diversas culturas hoy en día.
Históricamente, el concepto predominante de brujería en el mundo occidental se deriva de las leyes del Antiguo Testamento contra esta práctica, y entró en la corriente principal cuando la creencia en la brujería obtuvo la aprobación de la Iglesia en el Período Moderno Temprano.

La brujería plantea un conflicto teosófico entre el bien y el mal, donde la misma se asocia con prácticas generalmente malas y a menudo se vincula con la adoración del diablo. Esto culminó en muertes, torturas y chivos expiatorios a quienes se les echa la culpa de la desgracia humana.

rituales para atraer, ritual. tipos de ritualPor muchos años se le siguieron juicios a las brujas y se hacían las llamadas  cazas de brujas a gran escala, especialmente en la Europa protestante, antes del cesar en gran medida durante la Era Europea de la Ilustración.

Las opiniones cristianas en la actualidad son diversas y abarcan toda una gama de opiniones que van desde la creencia intensa y la oposición, en particular de los fundamentalistas cristianos,  hasta la no creencia, y en algunas iglesias incluso la aprobación.

Desde mediados del siglo XX, la brujería, a veces llamada brujería contemporánea se le denominó de está manera,  para distinguirla claramente de creencias antiguas, convirtiendose en una rama del paganismo moderno, ya que, se practica especialmente en las tradiciones de brujería wicca y moderna, y ya no se hace de manera secreta.

La sospecha de que la medicina moderna se debe a la creencia de que la enfermedad se debe a la brujería también continúa en muchos países hasta el día de hoy, con consecuencias trágicas para la salud.

El VIH / SIDA y la enfermedad del virus del Ébola, son ​​dos ejemplos de epidemias de enfermedades infecciosas a menudo letales cuya atención médica y contención se han visto gravemente obstaculizadas por las creencias regionales en brujería.

Otras afecciones médicas graves cuyo tratamiento se ve obstaculizado de esta manera incluyen la tuberculosis, la lepra, la epilepsia y la úlcera bacteriana de Buruli severa común.

La asistencia sanitaria pública a menudo requiere una considerable labor educativa relacionada con la epidemiología y el conocimiento moderno de la salud en muchas partes del mundo, donde prevalece la creencia en la brujería.

Para incentivar medidas preventivas y tratamientos de salud eficaces, a fin de reducir la culpa, el rechazo y la estigmatización de las víctimas, evitando el asesinato de personas y el peligro de las especies animales por parte del cuerpo que cree se transmiten por habilidades mágicas.

La Magia para lo Malo

Se denomina de esta manera a aquellas técnicas de brujería o hechicería que buscan generalmente tener el control de las personas para dañarlas física, mental y espiritualmente, tanto a ellas como a su entorno y sus bienes. Uno de los ritos considerados en la magia para lo malo, son los maleficios, que son procedimientos realizados por personas que practican la magia negra, mediante conjuros para que sólo ocurran cosas malas a la persona a la  que el mismo es enviado. Siendo sus efectos poderosos y el mal infernal.

Por ello, los maleficios también denominados como una maldad, son muy poderosos, ya que, cualquiera no los puede utilizar, pues requieren de mucho conocimiento y práctica.

Los maleficios, no son de confiar, pues no siempre son exactos y falla en debidasocasiones porque sus fuentes no son fidedignas.

El mal de ojo es otra magia para lo malo, considerada un fuerte hechizo que rompe la suerte de la víctima y la hace sufrir. Por lo que, el mal de ojo posee un símbolo muy poderoso que al utilizarlo toda la energía mágica se libera y crea un hechizo que casi no se puede destruir ni corromper. El mal de ojo es peligroso y su forma de invocarlo es letal para el que no lleve un amuleto que contrarreste  los poderes del ojo maligno.

¿Qué tipo de Brujerías existen?

La brujería de un tipo más benigno y socialmente aceptable puede emplearse para hacer a un lado la malevolencia, o identificar al supuesto malhechor para que se pueda llevar a cabo la protección o contra.

La magia popular blanca se utiliza para identificar o proteger contra los usuarios de magia maliciosa y casi siempre, es  diferente de la que practican las brujas.

También ha existido en la creencia popular el concepto de brujas blancas y brujería blanca, que es estrictamente benévola. Muchas brujas neopaganas se identifican fuertemente con este concepto y profesan códigos éticos que les impiden realizar magia en una persona sin su solicitud y consentimiento.

Donde existe la creencia en prácticas mágicas maliciosas, tales practicantes suelen estar prohibidos por la ley y son odiados y temidos por la población en general, mientras que la gente tolera o incluso acepta la magia benéfica o blanca,  incluso si el establecimiento ortodoxo se opone.

Lanzamiento de conjuros (magia paranormal)

Probablemente la característica más conocida de una bruja, es la capacidad de lanzar un hechizo, que es la palabra que se usa para indicar los medios empleados para llevar a cabo una acción mágica. Aprende todo sobre los conjuros.

Un hechizo podría consistir en un conjunto de palabras, una fórmula o verso, o una acción ritual, o cualquier combinación de estos. Los hechizos tradicionalmente se lanzan por muchos métodos, como la inscripción de runas o sigilos en un objeto para darle poderes mágicos.

También por la inmolación o unión de una imagen de cera o barro (poppet) de una persona para afectarla mágicamente. Puede ser igualmente,  por la recitación de los encantamientos, por la realización de rituales físicos, por el empleo de hierbas mágicas como amuletos o pociones, mirando a los espejos, espadas u otros espéculos (adivinanzas) para propósitos de adivinación, así como por muchos otros medios.

Nigromancia (conjurando  muertos)

Esta  práctica de conjura a los espíritus de los muertos para la adivinación o la profecía, aunque el término también se ha aplicado para resucitar a los muertos con otros fines.

Origen e Historia

Históricamente, la etiqueta de la brujería se ha aplicado a prácticas que la gente cree que influyen en la mente, el cuerpo o la propiedad de otros en contra de su voluntad, o prácticas que la persona que pone la etiqueta cree que socava el orden social o religioso.
Algunos críticos modernos creen que la naturaleza maléfica de la brujería es una proyección cristiana. El concepto de un individuo que practica magia  que influye en el cuerpo o propiedad de otra persona en contra de su voluntad, está claramente presente en muchas culturas.
Tradicionalmente, tanto la magia popular cómo  la magia religiosa tienen el propósito de contrarrestar la magia maliciosa o identificar a los usuarios de está magia maliciosa. Muchos ejemplos aparecen en los primeros textos, como los del antiguo Egipto y Babilonia.

Los usuarios de la magia maliciosa pueden convertirse en una causa creíble de enfermedades tanto en las personas como en los animales, mala suerte, muerte súbita, impotencia y otras desgracias similares.

Demonología

En el cristianismo y el islamismo, la hechicería se asociaba con la herejía y la apostasía y se la considera malvada. Entre los católicos, los protestantes y el liderazgo secular del período europeo tardío al  moderno tardío, los temores sobre la brujería aumentaron rápidamente y, a veces, llevaron a la caza de brujas a gran escala.

El siglo clave fue el XV, que vio un aumento dramático en la conciencia y el terror de la brujería, que culminó con la publicación del Malleus Maleficarum, preparado por predicadores populares tan fanáticos como Bernardino de Siena.

A lo largo de este tiempo, se creía cada vez más que el cristianismo participaba en una batalla apocalíptica contra el diablo y su ejército secreto de brujas, que había entrado en un pacto diabólico. En total, decenas o cientos de miles de personas fueron ejecutadas, y otras fueron encarceladas, torturadas, desterradas y se les confiscaron tierras y posesiones.

Libros Prohibidoslibro de ocultismo, libros angituos

A la gente le encanta hablar de las brujas, escribir sobre ellas, construir programas de televisión en serie a su alrededor. Esto es así, porque  estas personas son en su mayoría, mujeres empoderadas por sus habilidades mágicas, que pueden evadir las reglas de la sociedad, que pueden divertirse más que nadie.

En términos generales, los libros prohibidos de brujería son aquellos que plantean una serie de técnicas consideradas malignas practicadas por estas personas, generalmente, para tener el control de otros, buscando ocasionar casi siempre, daño.

Pero el término “bruja”, a pesar de su posición actual como un fenómeno de la cultura pop, tiene una historia profunda, poderosa y a menudo, dolorosa en los Estados Unidos. A continuación se presentan algunos libros de brujería que tratan el tema y que tal vez pueden cambiar el pensamiento que mucha gente pueda tener acerca del tema.

El libro titulado, Brujas, matronas y enfermeras, que fue publicado por primera vez en 1971, ilumina la larga tradición de demonizar a las curanderas con la palabra “bruja” y las formas en que la salud de las mujeres continúa siendo monopolizada por un sistema patriarcal.

Brujas de América de Alex Mar, este libro cautivó a  los casi un millón de paganos practicantes en los Estados Unidos de hoy, Alex Mar se propuso filmar un documental sobre el fenómeno de la brujería, y terminó escribiendo un libro sobre su viaje por el mundo del misticismo contemporáneo.

El libro negro mistico, es otro libro que se considera prohibido por los planteamientos de brujería y hechicería que se encuentran plasmados en él. Uno de los aspectos que establece es la  hechicería mortuoria que se caracteriza por mantener controlados a los demonios, espíritus y fantasmas, asegurando que ninguna de las técnicas aplicadas han fallado para este propósito.

El libro asegura que ningún demonio ha sido más fuerte que Lucifer, considerado el rey del mal y que fue confinado al vacío, el cual convirtió en su hogar, y al que atrajo a las almas que no hicieron el bien. El libro plantea que las personas a las que Lucifer se lleva a sus espacios, fueron buenos alguna vez pero se convirtieron en la maldad y sus seguidores. Advirtiendo que, Lucifer es el más maligno, y que nunca jamás se lo debe desafiar pues sería lo último que haría.

Advertencias

Comúnmente, se aconseja no recurrir a las prácticas de brujería y hechicería porque son considerados elementos paranormales que ya muchos estudiosos consideran como reales.

El libro negro mistico, plantea que el satanismo surgió cuando los llamados ángeles caídos del cielo enseñaron a mujeres la brujería, y que estas utilizaron la palabra Satán como un poder más grande que Dios. Por ellos, aunque  la fuerza satánica, no era más grande que la de dios, si era efectiva al utilizarla.

El satanismo surgió con mucho efecto con los  ángeles caídos, que se transformaron en demonios.

Por lo tanto, es importante saber que aunque usted no sea creyente, los ritos malignos contienen malas vibras y malos espíritus, y los espíritus pueden utilizar estas energías negativas, como un portal para entrar a nuestro mundo, pueden hacerlo desde  cualquier lado, por ejemplo:

1) Los pozos pueden ser un portal de entrada para los demonios.
2) Los pentagramas malignos pueden ser otra entrada considerada  más poderosa.
3) Los malos pensamientos durante un rito, en el que generalmente, se invoquen a entes del mal, puede ser  suficiente para atraer un demonio.
4) Las invocaciones satánicas son muy poderosas para atraer fuerzas malignas que pueden causar mucho daño.

El solo hecho de practicar  rituales y colocar algunos objetos como la wicca, aunque a simple vista pueden verse simples, son poderosos, ya que de ellos puede hacer que se abra  un portal para que cualquier demonio o incluso Satanás entre a nuestro mundo.