Qué es el Ocultismo y sus Símbolos, Libros sobre Ocultismo

La palabra ocultismo es compleja de dilucidar. La razón de esta complejidad es que existen diversos puntos de vista acerca del significado de la misma. Para algunos, estudiosos esta disciplina representa una concepción de la actividad paranormal y misterio.

Para otros, se relaciona con la brujería y las oscuras intenciones. Muy pocas personas se reconocen a sí mismas como ocultistas, sin embargo, varias lo son quizás hasta sin saberlo. No obstante, los que sí lo saben, rara vez usan el término debido a la amplia negatividad que implica el concepto.

ocultismo, esoterismo, magia

Es lamentable que el ocultismo haya sido llevado a espacios tan oscuros, porque realmente es valorado como un campo asombroso que brinda oportunidades para enriquecer y abrazar la vida de diversas maneras.

Una de las claves para comprender el campo de lo oculto es aproximarse a éste sin temor, parcialidad o deseo de usarlo por razones inescrupulosas. Ya que representa un mundo de posibilidades multifacéticas, como una piedra preciosa que revela una arista diferente del mundo,  desde todos los ángulos.

Palabras clave: Ocultismo, símbolos, libros sobre ocultismo. magia oscura, brujería, brujos, hechiceria, magia negra, magia blanca, magia pura, sectas, magos, poder, elementos, hechizos, amuletos, rituales, magia prohibida, libros recomendados

¿Qué es ocultismo?

En décadas pasadas, la palabra oculto trataba de todo lo que estaba fuera del pensamiento natural. Era un término genérico que incorporaba casi todo lo que ahora vemos como parte de la frontera espiritual no tradicional.

Cuando se habla de ocultismo culturalmente se refiere a aquellas prácticas realizadas por personas que tienen que ver con lo esotérico. Por lo que, muchas de sus técnicas están asociadas con vaticinios, predicciones, oráculos, en una frontera que va desde lo casi religioso y  sagrado, hasta las técnicas de lectura del tarot y otras herramientas de oficio.

Esta es una tendencia todavía existe en la actualidad. No obstante, quienes practican lo oculto, deberían reconocer que,  la magia está dentro de nosotros y que estas herramientas son simplemente un medio para lograr un fin.

Con el tiempo, el ocultismo ha avanzado y las facciones se han dividido. Muchos intentan abandonar los pensamientos incómodos, abrazando solo el amor y la luz, negando  por lo tanto, la realidad. Al principio, algunos los llamaron hechiceros, pero eventualmente, estas prácticas se han ido convirtiendo más en la norma que en la excepción.

Símbolos del Ocultismo

En el mundo de hoy, las prácticas ocultas rara vez son utilizadas por un número importante  de personas. Los símbolos ocultos, sin embargo, es otro tema. Aunque en su mayoría no son reconocidos, muchos de los símbolos ocultos son utilizados con bastante frecuencia en la vida diaria.

Los significados de varios de ellos, dependen de las  culturas, los símbolos ocultos se utilizan en varios países diferentes en todo el mundo. Veamos algunos de ellos:

El Pentagrama

Este símbolo del ocultismo es uno de los más reconocidos al igual que el pentagrama invertido. Se dibuja en una sola línea continua y no tiene principio ni fin. Las cinco puntas hacen de este un símbolo sagrado, ya que cinco es un número místico. Tanto el pentáculo como el pentagrama se usan en la brujería, mientras que el pentagrama invertido se conoce como un símbolo satánico.

Ocultismo y Esoterismo,

Estos dos términos son imprecisos y a veces se usan de manera indistinta. No obstante, con frecuencia hay una gran cantidad de superposiciones en el uso real de los términos “esoterismo” y “ocultismo” representando enfoques distintos de la vida y la naturaleza de la realidad, ambos están basados ​​en el conocimiento de lo secreto.

Algunos autores, aplican la palabra esotérico, para significar las enseñanzas de doctrinas y filosofías que se daban a unos pocos discípulos. La cosmovisión esotérica considera que hay secretos en la existencia y el significado de la vida, que no son fáciles de entender y, por lo tanto, no son apropiados para el público en general, quienes tampoco parecen estar interesados ​​en conocimientos.

Por ello, el termino del ocultismo está vinculado a estas verdades, por considerarlas  ocultas a la comprensión o el conocimiento del vulgo en general.

En este sentido, el ocultismo tiene connotaciones semicientíficas, que inicialmente, estaban aplicadas a las propiedades de la naturaleza que no son fácilmente perceptibles (fuerzas como el magnetismo). Así, el término se extiende entonces al conocimiento de estas correspondencias ocultas, que son la base del pensamiento mágico.

Debido a que el ocultismo, se asocia con  las formas de magia más sensacionales y negras durante el siglo XX, particularmente, en el cine y la ficción popular, el término ha adquirido matices  más siniestros en algunos contextos.

En resumidas cuentas, el ocultismo se dirige hacia lo sobrenatural y simbólico, mientras que el esoterismo se dirige hacia lo nouménico, hipotético  y suprasensible así como a lo espiritual.

Libros de Ocultismo

Los humanos usualmente están obsesionados con la idea de conocer acerca de los objetos poderosos y muy curiosos acerca de las cosas que no entendemos. Algunos pueden decir que los libros ocultos son falsos, y otros juran que son la clave para conectarse con espíritus de otro mundo.

libro de ocultismo, libros angituosDesde el aprendizaje de los conceptos básicos del código satánico,  hasta las instrucciones sobre cómo hacer un pacto con los demonios, estos libros y manuales de hechizos y ocultismo  no son para los débiles mentales.

El autor por ejemplo, del Codex Gigas supuestamente vendió su alma al diablo. Este enorme  latino (de casi tres pies de largo) fue escrito por un monje benedictino del siglo XIII, en lo que hoy es la República Checa.

El libro tiene 620 páginas y contiene todo, desde una copia completa de la Biblia hasta instrucciones sobre cómo realizar un exorcismo. De hecho, se dice que contiene todo el conocimiento humano.

Lo que parece sorprendente, es que  todo el libro fue escrito por un solo escriba, una tarea que al parecer le tomó unos 30 años en finalizar. El libro también es nombrado como “La Biblia del diablo”, debido en parte a que tiene un dibujo gigante del diablo en su comienzo.