Amuletos para protegerse y atraer lo que deseas

Un amuleto es un objeto que normalmente se usa en la persona, y se cree que tiene el poder mágico o milagroso de proteger a quien lo lleva en general, o para protegerlo de algo específico. Se usa también  como un adorno, aunque puede que no sea ese su propósito.

Se dice que de los amuletos derivan  propiedades y poderes que van más allá de la magia. También que imparten suerte y son típicamente parte de algunas religiones vinculadas con lo pagano.

amuletos, amuletos de protección, amuletos para la suerte

A diferencia de este tipo de amuletos paganos, los amuletos u objetos sagrados de la religión principal formalizada como el cristianismo, no tienen poder si no son bendecidos por un clérigo, y  supuestamente tampoco proporcionan al portador, ningún beneficio más allá del natural.

Los amuletos se diferencian de los talismanes porque pueden tener supuestos poderes mágicos además de la protección.  Los amuletos a veces se confunden con colgantes, pequeños objetos estéticos que cuelgan de collares. Cualquier colgante dado puede ser un amuleto, que supuestamente protege a su portador del peligro.

¿Qué es un amuleto?

Los amuletos potenciales incluyen piedras preciosas o semipreciosas, especialmente gemas grabadas, estatuas, monedas, dibujos, colgantes, anillos, partes de plantas, partes de animales e incluso palabras escritas en forma de hechizos mágicos o conjuros para repeler el mal o la mala suerte.

En diversas culturas se usan los rollos mágicos, y se han encontrado artefactos de rollos con inscripciones mágicas en el Medio Oriente, Europa y el Lejano Oriente.

¿Para qué usarlos?

Los amuletos se usan porque existe la creencia de que protegen a las personas contra entes y energías que pueden ser malignas. También porque atraen la buena suerte, la prosperidad y el dinero.

No obstante, el uso de las piedras preciosas y semipreciosas está asociada con la atracción de fuerzas en el universo que pueden curar y que pueden contrarrestar otras fuerzas y entes contra el mal y las energías negativas.

Vale la pena mencionar en este contexto a la cristaloterapia. Considerada una ciencia hoy en día, con diversos tratamientos que emplean gran cantidad de elementos naturales para realizar terapias destinadas a la relajación, sanación, o regulación. La cristaloterapia es uno de estos tratamientos, donde se emplean cristales y piedras naturales como proceso básico para la sanación.

Ya se sabe que, el cuerpo humano no es solo materia, que también tiene campos magnéticos denominados auras que se pueden equilibrar con piedras y cristales, con la finalidad de lograr una armonía entre la mente y el cuerpo.

Tipos de Amuletos

Los amuletos naturales son de muchas clases: piedras preciosas, metales, dientes y garras de animales, huesos, plantas, entre otros. Los amuletos hechos por el hombre, son igualmente variados, incluyen medallones religiosos y pequeñas estatuillas.

Hay muchas culturas y civilizaciones que durante el proceso de su desarrollo hicieron uso de los amuletos como una costumbre típica. Algunas de las civilizaciones indígenas que usualmente usaban amuletos para protegerse de los malos espíritus eran los incas, los mayas y los aztecas, así como otras diferentes tribus indígenas que vivían en la antigüedad.

Muchas de las creencias que provienen de las culturas en la historia son la razón por la cual la gente usa estos objetos, por ejemplo, los amuletos tibetanos son muy populares en la actualidad, ya que se cree que los mismos tienen el poder de proteger no sólo contra los espíritus del mal pero también,  contra aquellas quejas físicas que pueden afectar como las enfermedades y los accidentes.

Por otro lado están los amuletos celtas,  siendo uno de los más famosos el atrapa sueños, que muchas personas aseguran que tiene su origen en las tribus indígenas residentes de lo que es hoy  Norteamérica. Así, el origen de este amuleto, se debe a que es uno de los más utilizados en la magia celta y la wicca.

Estos amuletos no solo tienen una carga histórica fundamental, sino que la filosofía que los rodea es muy interesante de conocer.

En el caso de los amuletos egipcios se cree que están provistos de poderes mágicos que protegen tanto a los vivos como a los muertos. En aquellos tiempos, los egipcios usualmente colocaban todo tipo de amuletos de protección en los sarcófagos donde se depositaban los cuerpos de los difuntos.

Origen de los Amuletos

Los amuletos prevalecían particularmente en la antigua sociedad romana, siendo herederos de la antigua tradición griega, e inexorablemente vinculados a la religión y la magia romana.

Los amuletos generalmente están fuera de la esfera normal de la experiencia religiosa, aunque se han sugerido asociaciones entre ciertas gemas y dioses. Por ejemplo, Júpiter está representado en la calcedonia lechosa, el Sol en el heliotropo, Marte en el jaspe rojo, Ceres en el jaspe verde y Baco en la amatista.

Significado de los Amuletos

Los más comunes amuletos son piezas de piedra o metal, tiras de pergamino con o sin inscripciones de escritos sagrados (biblia, corán). Los amuletos egipcios más antiguos que se conocen son piezas de esquisto verde de diversas formas, que pueden ser un animal, u otras formas.

Usualmente, los amuletos se colocan en el pecho de una persona fallecida para asegurar un paso seguro al otro mundo. Cuando se selecciona un pedazo de piedra como amuleto, siempre es portátil y generalmente tiene una figura o forma llamativa. Por lo que, el uso de tal piedra para este propósito, es realmente una perduración del animismo.

Las gemas, y los anillos, se han vinculado  en gran parte con los amuletos, además de ser adornos usados ​​por la persona.

Ciertas hierbas y preparaciones de animales, así como las raíces de ciertas plantas se han considerado muy potentes como amuletos, además de remedios y conservantes.

La práctica de usar amuletos existía en el mundo antiguo entre todos los pueblos, pero especialmente entre los orientales, y se puede rastrear entre la mayoría de las naciones modernas, especialmente entre los pueblos de la civilizaciones consideradas más atrasadas.

Tampoco está totalmente ausente de los pueblos de la civilización más avanzada de la actualidad, los ingleses, los estadounidenses, los alemanes. Aunque la palabra encanto (charm) tiene un significado distinto, a menudo está conectada con los amuletos, ya que en muchos casos es el encantamiento o encanto inscrito en el amuleto, lo que le da a este último su significado.

Los Amuletos en la vida moderna

A pesar de los avances técnicos y científicos, las supersticiones y los amuletos continúan impregnando a la sociedad occidental. Algunos de los amuletos populares en Occidente son:

La Herradura

El amuleto de la suerte más comúnmente encontrado en la Norteamérica moderna es la herradura y sus modelos representativos en forma de joyas, tapices e imágenes impresas.

El uso de herraduras desgastadas como amuletos de protección mágica, especialmente colgados por encima o al lado de las puertas, se originó en Europa, donde aún se pueden encontrar clavados en casas, y establos,  desde Italia a través de Alemania hasta Gran Bretaña y Escandinavia.

El trébol de cuatro hojas

El trébol de cuatro hojas se encuentra entre los emblemas de la suerte más comunes de América del Norte y es una imagen especialmente frecuente en monedas de buena suerte y postales.

La espoleta

La espoleta es el tercer amuleto estadounidense más popular, junto a la herradura y el trébol de cuatro hojas. Es un hueso que recubre el esternón de las aves, como en un pollo o pavo.

Es costumbre guardar este hueso intacto al cortar el ave en la cena y secarlo sobre la estufa o junto al fuego hasta que esté frágil. Una vez seco, se lo dan a dos personas, que lo separan hasta que se agrieta, y cada una hace un deseo mientras lo hace.

La persona que obtiene la mitad larga de la espoleta tendrá su deseo hecho realidad. Si la espina se rompe de manera uniforme, ambas partes obtienen sus deseos.

El Azabache

Este es otro amuleto común en América, que le es colocado a los niños en una pulsera en la muñeca de la mano para evitar el mal de ojo.

Los Signos Hexadecimales

Este signo es redondo y en pinturas coloridas hay dos palomas entrelazadas bajo un corazón. Se coloca en las casas porque trae buena suerte y aleja los espíritus malignos.