Hechizos de protección contra los enemigos

Protección para enemigos con hechizos

Los hechizos de protección son un mecanismo de protección frente a diversas situaciones con las que podemos toparnos en cualquier momento de la vida. Estas nacen de la envidia, el odio, la rivalidad, la competencia, las críticas, circunstancias particulares y todo aquello que puede sentir una persona que nos ve como su rival más fuerte y quiere sobrepasarse, pero en vista de una perjudicación a la que estamos expuestos, pueden tomar alternativas con las que ciertamente nos dejan muy pocas opciones para defendernos. Sin embargo, estas pocas ayudas son eficaces y estarán expuestas en este apartado en el que te enseñaré algunos hechizos para protegerte de esa persona a la que consideras, tu enemiga o que simplemente intenta dañarte de algún modo.

De forma fácil y rápida, pero sobre todo, eficaz y adecuada, a continuación veremos los hechizos potentes que nos servirán para mitigar cualquier efecto negativo deseado y de esta manera, alejar a nuestros enemigos para así, poder protegernos de lanzamientos como hechizos y conjuros cuya base es la energía negativa y no permitir que esto llegue a tocarnos.

Hechizo contra enemigos

proteccionEl hechizo que veremos a continuación, es uno de los más potntes y efectivos, además de poder usarse no solo contra enemigos, sino que, también es altamente eficiente para atacar a aquel que quiera entrometerse en una relación amorosa.

Para esto necesitaremos los siguientes ingredientes y materiales:

-Champán (económico, preferiblemente)

-Un poco de cebada, harina o tierra húmeda (cualquier opción sirve)

-Trozos de tela

-Tijeras

-Hilo y aguja

-Tinta, pintura o vinilo de color rojo

-Telas para el vestuario del muñeco color rojo

-Un hacha

Procedimiento:

  1. Este hechizo contra enemigos deberás hacerlo en la noche, en una de esas en que la luna no se asoma. Debes dirigirte a un parque o a una plaza.
  2. Vierte el champán en cuatro esquinas del lugar que hayas elegido o el que te quede más cerca.
  3. Con ayuda de la harina o el elemento que hayas seleccionado, realiza una imagen de la persona a la que quieres alejar, intentando realizar la figura lo más cercana posible a sus facciones particulares. Usa las telas para almacenar el elemento que será el cuerpo de nuestro muñeco.
  4. Con la tinta roja, pinta la frente del muñeco que representará al enemigo y agrega su vestuario de color rojo también.
  5. Ubica al muñeco vudú de tal forma que su cabeza apunte hacia el norte. Ahora toma el hacha y corta el muñeco

Otro hechizo con vudú para protegerse de los enemigos es el siguiente:

Lo que usaremos:

-Una vela

-Alfileres o agujas

-Un poco de agua

-Una cerveza

-Un sapo vivo

-Un recipiente

-Ramas y pedazos de tronco

-Caja de fósforos

Procedimiento:

  1. Enciende la vela y a medida que esta se vaya consumiendo, toma la cera que empieza a emerger de ella y realiza una imagen de la persona a la que dirigirás el hechizo contra los enemigos.
  2. Posteriormente, toma las agujas o los alfileres, según el instrumento que hayas elegido y pincha el muñeco en diferentes lugares.
  3. En un recipiente, agrega un poco de agua y cerveza para que ambos líquidos se mezclen y moja el muñeco de cera que has formado.
  4. Toma las ramas y pedazos de tronco para realizar una fogata con la que te ayudarás de la caja de fósforos. Ahora, pon el muñeco pinchado para que se consuma sobre el fuego.
  5. Ahora, puedes deshacerte de cada uno de estos elementos.

te puede interesar:

Piedras para protegerse de los enemigos

Para esto, sólo necesitarás lo siguiente:

-Una hoja de papel

-Un lápiz o bolígrafo

-Un par de piedras cuya cantidad variará

-Una olla y fuego para ella

Procedimiento:

  1. Toma la hoja de papel y el lápiz y en ella escribe el nombre de esa persona que intenta hacernos daño y a la que queremos alejar definitivamente.
  2. Ahora, cuenta las letras que constituyen el nombre de esta persona y por cada una de ellas, deberás tomar una piedra.
  3. Pon el número de piedras que te hayan resultado y ubícalas dentro de la olla a la que, posteriormente, agregamos el agua suficiente hasta que estén cubiertas. Las debes poner a fuego lento y esperar a que hiervan.
  4. Una vez el agua de la olla se haya evaporado, arroja las piedras una por una en un río o una afluencia de agua que tengas cerca.
  5. Recuerda siempre estar pensando en el deseo de protección contra esta persona, visualizar su imagen y mantener la mente activa con estos pensamientos.

 

Deja un comentario