Todo lo que necesitas saber sobre las maldiciones

¿Qué es una maldición

El término maldición es una expresión que se usa para explicar una serie de consecuencias que surgen a partir de aspiraciones, deseos, intenciones e intereses malignos que pueden ir dirigidos hacia una o a más individuos. Esta expresión se basa en un lenguaje mágico, místico, enigmático y oculto para que lo deseado se cumpla y haga efecto. Las maldiciones son oraciones con una modalidad desiderativas, tal cual como trabajan las bendiciones, con el uso del verbo en el medio subjuntivo.

te puede interesar:

¿Quiénes intervienen en las maldiciones y cuáles son sus propósitos?

Quienes hacen parte de esta intervención son, Dios y Satanás, además de otros espíritus que descienden de estos dos entes. A continuación conoceremos los propósitos de cada uno de ellos en la medida en que aplica las maldiciones:

  • Por Satanás: las maldiciones enviadas por esta parte, pueden también ser enviadas mediante sus servidores con el único objetivo de provocar daños, pérdidas, infortunio, desgracias, adversidades, calamidades, desdichas y en otros casos mucho más frecuentes, la muerte
  • Por Dios: El objetivo de Dios con el envío de maldiciones consiste básicamente en un despertar para quien o quienes lo reciben, es decir, un llamado de atención para que retome su camino con él y de esta manera pueda purificar su vida. En caso de que la persona haga caso omiso a ello, puede recibir castigos relacionados con la destrucción y en última medida, el castigo de la muerte.

¿Qué causan una maldición?

Existe una gran variedad de factores que desencadenan como consecuencia las maldiciones, sean ejecutadas por Dios o Satanás. A continuación veremos de qué se tratan:

  • Mediante la herencia:Pecados de antepasadosOcultismo, Maldiciones
    • Juramentos incumplidos hacia Satanás
    • La aprobación de antepasados para permitir maldiciones sobre la existencia de sus posibles descendientes
    • Acoger y mantener pecados ejecutados por los antepasados
    • Relación estrecha con objetos inmundos e irreligiosos
    • Llevar elementos malditos a lugares como la casa o el trabajo
    • Manipular y tener contacto con objetos inmundos
    • Honrar y prestigiar a divinidades con espíritu maligno
    • Realizar tradiciones y costumbres de un ente demoníaco
  • Violación a los derechos de carácter territorial
    • Entrar y tener contacto con el territorio perteneciente a Satanás
    • Tener algún tipo de enfrentamiento con Satanás sin haber sido autorizado por Dios
    • Permanecer y radicarse en un lugar que esté maldito
    • Vivir en una casa que está maldecida o que sea inmunda
    • Celebración y estar presente en ritos de espíritus demoníacos
    • Realizar dibujos y gráficas ocultistas
    • Uso de la esfera de espíritus de forma directa
    • El uso de objetos personales malignos y/ ajenos
    • Apego profundo hacia animales y la presencia de mascotas
    • Regalo de personas cuyos objetos han sido maldecidos
  • Diferentes circunstancias y con ello acciones de la persona
    • Ridiculización hacia Satanás
    • Participación de comidas, la cual ha sido sacrificada para honrar un ídolo
    • Sensaciones negativas como: la envidia, el odio, el engaño, el uso de palabras y términos hirientes, la crueldad y la perversidad
    • El incumplimiento de promesas dirigidas hacia Dios

La mayoría de maldiciones son a causa de acciones que ejecutamos de forma consciente o inconscientemente y éstas se relacionan directamente con aquellas situaciones que permiten la entrada a Satanás.

Si deseas romper una maldición de la que estás siendo víctima por diferentes causas, te invito a que visites los demás apartados en los que te enseñamos la manera correcta de romper con hechizos y maldiciones.

Deja un comentario