¿Cómo romper un maleficio o una maldición?

¿Qué es un maleficio y una maldición?

Estos dos términos hacen referencia a un mecanismo con el que se busca obtener un tipo de venganza a causa de un incumplimiento o alguna situación que haya molestado directa o indirectamente a un ente como Dios o Satanás, no obstante un ser humano también puede lanzar una maldición a causa de la envidia, el odio, el resentimiento y diversos factores resultados de la conducta de una persona. Al estar expuesto a esto, es necesario saber cómo podríamos defendernos de estos ataques que en algunas ocasiones pueden causar daños tan perjudiciales como la muerte, en el caso más extremo.

¿Cómo perjudica y afecta una maldición?

Maleficio y maldicion

Al practicarse un hechizo para maldecir y perjudicar la existencia de una persona, el envío de energía volitiva es sumamente poderosa y es clave para la práctica de esto. El poder de las maldiciones consiste en la creación de nidos llenos de energía negativa para apropiar el aura de una persona, a la que es dirigida la maldición. Un factor que facilita este encuentro, es la baja frecuencia en cuanto a las vibraciones que se alojan en el aura, siendo esto un elemento determinante en la mayoría de los seres humanos para la vinculación de influencias negativas presentes en el ambiente con la finalidad de producir daño y desgracia.

La mayoría de personas que creen estar bajo algún poder negativo por la práctica de hechizos y con ello maldiciones en su contra, se dirigen a lugares donde encuentran brujos que sólo les revelan, afirman y describen su situación, dándole un fuerte poder a la maldición puesto que la persona tiende a perder la fe y a acoger pensamientos negativos a causa de la condición.

te puede interesar:

Elimina un maleficio con el siguiente ritual

Esta es una de las alternativas que puedes considerar tomar para eliminar y mitigar cualquier efecto negativo resultante de una maldición. Se trata de un ritual en el que la fe será el principal ingrediente que garantizará la eficiencia de su realización.

Para este ritual vas a necesitar los siguientes elementos:

-Un recipiente, como una olla

-Una vela de color negro

-Una cantidad de agua que llene la mitad de la olla

Procedimiento:

  1. Vela negraToma la vela de color negro y deberás ubicarla en la mitad de la olla.
  2. Ahora, toma el agua y llena la olla de tal forma que alcance a llegar dos centímetros por debajo de la mecha de la vela, ahora enciéndela.
  3. Finalizado este paso, deberás pronunciar la siguiente frase: “Si verdaderamente maldecido y hechizado estoy, que se rompa ahora el hechizo así como el agua apaga el fuego”. Es necesario que repitas la pronunciación de esta frase en varias ocasiones y en voz alta. A la vez que realizas esto, debes visualizar la energía negativa que te ha sido enviada, representada por la vela, y verás como ésta poco a poco empezará a desvanecerse a medida que se encuentra la llama con el agua para romper y llegar a la culminación de la maldición.
  4. Una vez ocurra el encuentro de la llama de la vela y el agua, deberás pronunciar fuerte y claro: “¡Que así sea!”
  5. Hecho esto, cava un hoyo en medio de la tierra donde vertimos el agua puesta dentro de la olla y agrega lo que aún queda de la vela negra.
  6. Lo más recomendable para la práctica de este ritual con el que podrás romper la maldición, es que sea realizado a las 12:00 de la medianoche o si por alguna razón algo impide que lo realices a esta hora, podrás hacerlo a las 5:00 de la mañana, pues son estos horarios donde la energía está en su momento de auge y se encuentra más pura.

Cuando parece no existir solución

En casos de desesperación y desesperanza donde aparentemente nada funciona, ni siquiera existe la fe que se le debe imprimir a un ritual para que funcione, una opción que puede tomarse es la obtención de una planta a la que se le conoce como Ayahuasca o también, Yagé, que preparada es un brebaje tomado por diferentes culturas indígenas dentro de sus tradiciones, pero, simplemente con tener la planta y que ésta permanezca en tu casa, será una fuerte forma de combatir la maldición de la que padeces. Se han conocido casos de personas que abandonan el consumo de sustancias psicoactivas como la heroína u otros casos como la salida de caminos de la delincuencia, entre ellos el sicariato. Algunos testimonios afirman que se ha visto a la persona maldecida vomitar animales, bolas de pelos entre otros elementos a causa de la maldición enviada.

Los efectos de esta planta son, ciertamente, definitivos y contundentes contra cualquier tipo de maldición, pero para obtener mejores resultados aún, te la debe ofrecer un Chamán.

Así que,. en lugar de gastar grandes sumas de dinero en brujos y otras personas que lo que hacen es describir a detalle tu condición con opciones de las que no ves ningún resultado, puedes optar por la búsqueda de esta poderosa planta.

Deja un comentario