¿Qué es un oráculo? interpretación del oráculo

¿Qué es un oráculo?

La palabra oráculo, es un término que se deriva del latín oraculum que hace referencia a una respuesta por parte de una entidad divina o de diferentes diosas a cuestiones específicas que se le plantean, estas divinidades pueden ser correspondientes a un dios que ofrece respuestas, a un santuario, a un templo o una estatua en el que las preguntas ya fueron contestadas con un previo planteamiento.

La forma en la que se conceden las respuestas de la deidad o del dios, pueden llegar de manera enigmática y llena de un gran número de simbolismos, además de poder ser llegada directamente mediante sacerdotes, profetas, personas adivinas o, en la antigüedad, estas eran dadas a través de una Pitonisa griega o romana, aunque también por medio de diferentes manifestaciones que se plasmaron en piedras, entre ellas las Runas que posteriormente eran interpretadas. Otra de las formas en las que es posible conocer las respuestas a las cuestiones establecidas son el tintineo de las campanillas, sacrificios de los animales, señales en los astros, tales como el horóscopo, las interpretaciones por los símbolos en cartas del tarot, etc.

te puede interesar:

¿Cómo funcionan los oráculos?

Entre los elementos para la lectura e interpretación del oráculo, podemos encontrar los siguientes elementos, cada uno trabaja a su manera, con mecanismos distintos y variaciones, pero; todas las predicciones en esencia radican en la misma base:

Cartas, Oraculo-Las cartas de tarot

-El péndulo

-La bola de cristal

-Las runas

-Lectura del oráculo de arcángeles

-Las estrellas, el sol, y en general los planetas (en la antigüedad)

-Los signos del zodiaco (el horóscopo)

Para la lectura de las interpretaciones y las predicciones que son arrojadas por parte del oráculo de forma genérica, se requieren de años de práctica y conocimientos profundos acerca del tema, en esencia, la sabiduría es clave, además de un conjunto de capacidades y habilidades de menester, pero y por sobretodo la fe.

Las primeras apariciones

La primera y la principal predicción que era posible mediante los oráculos, fue la del futuro. Esta fue practicada por varios pueblos de la antigüedad, entre ellos: los mayas, los hebreos, los egipcios, los caldeos, los babilonios, los fenicios, los romanos y los griegos.

En la actualidad, hay una gran variedad de oráculos que son procedentes de las tradiciones griegas en la antigüedad. Por su parte, los romanos fabricaron y crearon sus propios oráculos, sin embargo, algunas características fueron heredadas con base a los oráculos de Grecia.

El uso principal para el que se empezaron a usar los oráculos, fue para previsiones por parte de los diferentes reyes, líderes y emperadores. De esta manera, posteriormente podrían tomar decisiones asertivas y eficaces dependiendo de su contexto y su situación específica, pues tenían una función sumamente importante con respecto a la liderazgo en cada una de sus poblaciones.

El oráculo al que se considera el más importante es el llamado Oráculo de Delfos, cuya ubicación se hallaba justo al lado del monte Parnaso. Este lugar, cabe decir, era un lugar que había sido consagrado por el dios Apolo y se decía que era el centro del planeta tierra, donde influyen y pasan un gran número de fuerzas que provenían del universo para su regulación y gobernación. Con la interpretación de estas fuerzas, era posible predecir acontecimientos cercanos y otros en un futuro un poco más lejano.

Deja un comentario