El tarot del amor: ¿De dónde proviene?

¿Qué es el tarot del amor?

La lectura del tarot, como seguramente hemos escuchado en algún momento de la vida, dependerá del fin o de lo que vayamos a consultar, incluyendo, claramente el tarot del amor. De forma general, el tarot es básicamente una baraja de naipes cuyo contenido es gráfico y permite la interpretación de hechos que bien pueden ser del pasado, el presente o el futuro. Los hechos a los que nos referimos en la lectura de: el tarot del amor, pueden ser sueños que la persona haya tenido, algún estado emocional que padezca el individuo que consulta, una percepción o sentimiento y demás señales de situaciones particulares.

En cuanto a la técnica para la lectura del tarot, esta se basa en seleccionar una cantidad determinada de la baraja de cartas, las cuales, posteriormente serán leídas e interpretadas por la persona en disposición del tema sobre el cual el consultor quiera saber.

te puede interesar:

¿Cuál es el origen del tarot del amor?

Para conocer el origen del tarot y del tarot del amor claramente, tendremos que remontarnos al siglo XIV y dirigirnos al antiguo Egipto. Los faraones de allí hacían consultas frecuentemente a los sacerdotes, pues por aquella época, estas personas eran las únicas en la condición de poder interpretar y leer los misterios de los símbolos que arrojaban los astros en el cielo. Esto nos lleva pensar que la el tarot y más tarde, el tarot del amor, son los mecanismos más antiguos para procesos de adivinación sobre la faz de la tierra.

tarot amor

Existe un templo en la Gran Pirámide en cuyo interior se construyó un túnel que conecta a La Esfinge con el templo sagrado de la iniciación en Egipto. En aquel templo, están una serie de tablillas en las cuales están descritas todas las cartas del tarot que pudieron crearse en ese entonces. En realidad, se cree que existían alrededor de 108 tablas, de las que, en la actualidad, solo son reconocidas 78, las cuáles están fabricadas con oro puro y constan de figuras en las que se hallan los Arcanos mayores y los Arcanos menores.

Las tablillas estaban compuestas de una gran cantidad de símbolos ya interpretados y de jeroglíficos en los que se evidenciaba la sabiduría, la erudiciones y las enseñanzas de Thot. Este conjunto de enseñanzas dispuestas en el Thot, hacían referencia a la existencia de dos mundos, el primero al que se le atribuía el nombre del mundo oculto y el segundo, el mundo manifestado.

A saber, en aquel tiempo Thot era el dios de la sabiduría para la sociedad egipcia y además de esto, representaba la autoridad sobre los demás dioses existentes. Él, representado con una sola cabeza de ibis junto a una pluma y la presencia de una tablilla en la que anotaba sus pensamientos, su palabra y las acciones de todos los hombres para posteriormente ponerlos sobre una balanza en la que él sería el juez. Se le atribuye, también, la invención de la escritura como se conoció en aquel entonces, el arte y después, las ciencias. Al ser el creador de la escritura, era también el inventor de cada una de las palabras que se usaban en el lenguaje.

El tarot del amor, fue una de las ramas que nacieron de este proceso de adivinación, pues más adelante fue posible destinar la lectura y el diseño de las cartas en pro de una situación determinada para averiguar sobre ella.

Deja un comentario